Boletines

En relación al comunicado emitido por la Alianza por la Salud Alimentaria en respuesta al posicionamiento de la ANPRAC del día 26 de mayo, Por el bienestar de los Mexicanos, Súmenos esfuerzos y voluntades, hacemos los siguientes señalamientos:

1. La Industria Mexicana de bebidas públicamente se ha manifestado en colaborar con el Presidente de México en el desarrollo de campañas educativas de dimensión social para la salud integral del pueblo Mexicano, en este sentido es lamentable que la Alianza únicamente se enfoque en destacar que nuestros productos son la causa central de las pandemias de obesidad y diabetes , cuando todos los actores de la sociedad reconocen que el problema de la obesidad es multifactorial y que obedece a otras causas como el consumo excesivo de grasas y carbohidratos de todo tipo de alimentos y no únicamente de aquellos que son industrializados. Saben ustedes que los alimentos y bebidas industrializados representan tan solo el 30% de la ingesta calórica pero no hacen propuestas para resolver el problema de fondo. Las empresas que conformamos ANPRAC llevamos años trabajando proactivamente en proponer soluciones, reformulando el portafolio de bebidas y recientemente anunciamos un compromiso hacia el 2024, para una reducción adicional del 20% del total de calorías de nuestros productos.

Invitamos a su organización a que se sume al llamado del primer mandatario para trabajar en un programa de salud integral para el pueblo de México.

2. La Industria de bebidas entendiendo la gravedad de la situación derivada de la pandemia de COVID-19 que enfrentamos, ha realizado un gran esfuerzo para trabajar a favor de los grupos mas vulnerables con la donación de una considerable cantidad de insumos a través de las Instituciones de Salud, organismos de beneficencia pública y privada, autoridades locales y federales y en colaboración con la Secretaría de la Defensa Nacional. Su afirmación de que todo lo que hacemos es una estrategia de maquillaje es inmoral y una falta de respeto a los cientos de miles de personas que todos los días abren sus pequeños establecimientos para hacer algo que parece que ustedes no entienden, vender insumos básicos para la alimentación de la población, no solo nuestras bebidas.

Es evidente que cuentan con amplios recursos para llevar a cabo todas las campañas en contra de la industria, los Invitamos a que, entendiendo la gravedad de la situación que vivimos, enfoquen al menos una parte de sus recursos a ayudar a la población que está enfrentando la pandemia de COVID-19.

3. En la industria de bebidas tenemos la firme creencia de que el problema de la obesidad es de origen multifactorial y que debemos trabajar juntos , gobierno, industria y sociedad organizada en mejorar la nutrición de los mexicanos en forma integral ya que, el solo consumo bebidas no constituye la causa de la obesidad, baste decir que según los datos de la FAO, en México consumimos diariamente del orden de 3,000 calorías por día que de ninguna manera pueden ser atribuibles a un solo alimento o bebida.

Invitamos a su organización, a que mas allá de hacer señalamientos sobre las bebidas azucaradas se sume a mejorar en forma integral la nutrición de los Mexicanos.

4. Sobre el estudio que citan del International Journal of Obesity que afirma que el consumo de bebidas azucaradas provoca la muerte de 40,000 personas al año en México, están haciendo un uso inexacto y tendencioso ya que el referido estudio se basa en un modelo de análisis de riesgo comparativo soportado con datos disponibles de los Estados Unidos que no reconoce el perfil étnico de los Mexicanos ; no obstante sobre esta información ustedes asumen la causal de muerte de este número de personas sin que existan datos oficiales de México que relacionen mortalidad por consumo de bebidas, ya que de hecho no existe una relación de causa efecto específica con bebidas azucaradas porque no constituye la única fuente de carbohidratos en la ingesta calórica diaria de los mexicanos.

5. Citan que hay diversos estudios que ha relacionado el consumo de edulcorantes no calóricos con enfermedades del corazón y ganancia de peso, en este sentido afirmamos que todas las agencias regulatorias de alimentos en el mundo tales como la Food & Drug Admnistration (FDA), European Food & Safety Authority (EFSA) , Joint Experts Committee on Food Additives FAO/OMS (JECFA) y la Comisión Federal para la Prevención de Riesgos Sanitarios (COFEPRIS ) en México, han otorgado los permisos correspondientes para el uso de los edulcorantes.

6. Adicionalmente mencionan la alta exposición de niñas y niños al consumo de edulcorantes no calóricos ignorando que en reiteradas ocasiones esta industria ha informado que se adhirió en forma voluntaria al Código de Auto regulación de Publicidad de Alimentos y Bebidas no Alcohólicas (PABI) desde el año 2009 por el cual no hacemos, ningún tipo de publicidad dirigida a niñas y niños, y decidimos desde hace más de 10 años no comercializar nuestros productos en escuelas de educación primaria, pero desde luego es mas interesante para ustedes seguir construyendo la idea de que vendemos productos dirigidos a niñas y niños y denostar el uso de edulcorantes no calóricos.

Es fundamental señalar que la salud de los Mexicanos solo se verá beneficiada con una amplia campaña sobre la educación nutrimental y la promoción de estilos de vida activos y saludables como bien lo señala en sr. Presidente, iniciativa con la cual estamos totalmente de acuerdo y dispuestos a seguir colaborando.

¿Está la Alianza por la Salud Alimentaria dispuesta a sumarse a este esfuerzo?