<< REGRESAR

Bienestar Integral / La opción ligera que se ajusta a tu estilo de vida,

Existe un interés creciente de los consumidores por bebidas bajas en calorías”, así lo demuestra el análisis: “La industria de las bebidas no alcohólicas en México”, del Centro de Investigaciones Económicas (CIE) de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL). El estudio señala que “la tasa de crecimiento anual compuesta en la producción de refrescos en el periodo 2007-2014 fue de 1.9%. Si bien esta tasa es relativamente baja en comparación con otras bebidas no alcohólicas, la tasa de crecimiento anual compuesta de los refrescos elaborados con sustitutos del azúcar-también llamados refrescos light-alcanzó 6.3% en el mismo periodo”. Según una estimación de la Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas (ANPRAC), basadas en datos de INEGI y CONAPO, el consumo per cápita de refrescos totales (calóricos y no calóricos) es de 421 y 404 mil al día, dentro de una dieta de 3000 calorías; así que tomar una bebida endulzada con azúcar o baja en calorías forma parte sustancial en la dieta de las familias mexicanas y además es un bien económico necesario.
http://bit.ly/2en7AU2

(Forbes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

"Las opiniones consignadas en los artículos reproducidos en este sitio, no necesariamente corresponden a las de la ANPRAC, sino exclusivamente a las de sus respectivos autores. Su reproducción se lleva a cabo sin fines de lucro y solamente en apoyo de la investigación científica."

© 2015. ANPRAC. Todos los Derechos Reservados.
FAQ’S | Aviso de Privacidad.
Sitios de Interés - ECOCE | Chécate Mídete Muévete
Desarrollado por Gecco Corp.